Por: Aldo Márquez

Fertilizante Orgánico, Análisis de Suelos y Escuelas Campesinas programas para fortalecer el agro michoacano: Eustolio Nava Ortiz

Con tres programas, la administración de Alfredo Ramírez Bedolla busca establecer en la entidad una agricultura sustentable que evite el uso de fertilizante químico, capacite a los campesinos e impulse el rendimiento de la superficie cultivada, señaló Eustolio Nava Ortiz, subsecretario de Fomento Productivo en la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

De entrada, Nava Ortiz señaló la intención de atender, desde la Subsecretaría a su cargo, el problema que representa el alto costo de los fertilizantes, es un compromiso del Gobernador.

Aunado a ello, agregó, y con el objetivo de proteger el medio ambiente se va a promover el uso de fertilizante orgánico, pues el abono químico deteriora la tierra, contamina el agua y tiene repercusiones negativas en la salud humana.

Los empresarios, añadió, están demandando productos libres de fertilizantes y herbicidas químicos porque a estos se les considera generadores de problemas de salud en los humanos, como el cáncer, y la extinción de fauna silvestre.

Uno de ellos, especificó, es el Glifosato y se está promoviendo su desuso porque daña algunas especies, como las abejas y con ello la reducción de la polinización y la reproducción vegetal tan necesaria para la vida.

En este punto, comentó que regidores de Coalcomán le señalaron que el número de abejas está disminuyendo en esa región, precisamente por el uso de herbicidas y fertilizantes químicos.

Complemento del uso de fertilizante orgánico, subrayó, es el programa de Análisis de Suelos, mediante el cual, en una especie de radiografía, se determinarán las condiciones de la tierra de cultivo en las diversas regiones de la entidad, desde la Tierra Caliente, el Bajío, La Meseta y el Oriente hasta la Costa.

A partir de ese análisis, dijo, a los campesinos se les instruirá sobre el uso del fertilizante orgánico para que se aplique la dosis correcta, que no le pongan ni más ni menos.

Un tercer programa, ligado a los anteriores, prosiguió, es el de Escuelas Campesinas, están orientadas a capacitar a hombres y mujeres del campo, y las cuales estarán conformadas por una brigada multidisciplinaria con profesionistas de la UNAM, el Politécnico, la Universidad Michoacana y el Instituto Tecnológico Agropecuario.

La idea de ese programa, indicó, es que los técnicos convivan con los campesinos y les transmitan sus conocimientos para que aquellos sepan cómo atender las plagas y cómo no llegar a tener esos problemas.