El pasado 21 de septiembre se celebro en Tacámbaro un aniversario mas de la elevación de villa a ciudad.

Por Mario Olvera

En un acto muy significativo, el cual se efectuó en la explanada Nicolás de Regules , el pasado 21 de septiembre del año en curso, se llevo a cabo la celebración de un año mas de la elevación de Tacámbaro de villa a ciudad.
El acto estuvo presidido por el cabildo en pleno el cual encabeza el Ing. Salvador Barrera Medrano.

El encargado de realizar la reseña de éste histórico hecho fue el Maestro José Antonio Guillén Vargas, el cual externo, Tacámbaro es un pueblo de origen prehispánico, conquistado por los purépechas entre 1401 y 1450, perteneciente al cacicazgode Cuyuacán. En 1528 se otorgó en encomienda a Cristóbal de Oñate y posteriormente se constituyó en república de Indios. La evangelización en el lugar se inició con la llegada de los frailes agustinos: Juan de San Román y Diego de Chávez.
En el año de 1535, aproximadamente, se fundó el pueblo de Tacámbaro y en 1540, se estableció la capilla y el convento adjunto. En 1631, se estableció el partido de indios, nombrándose a Tacámbaro cabecera del mismo. En esa época tenía ocho barrios y muy poca población, debido a las epidemias y principalmente la de 1575, que casi termina con los indígenas del lugar.
En 1706 se designó como prior de Tacámbaro a Fray Francisco de Fonseca, quien se dedicó a la reconstrucción del convento y a mejorar el poblado, el trazado de calles, la introducción de agua, el impulso del comercio y la búsqueda de solares para los españoles.
Después de consumada la independencia, en 1822, Tacámbaro se encontraba en ruinas y quemadas sus haciendas y ranchos inmediatos. Tocó a sus pobladores, la ardua labor de reconstrucción. En 1828, siendo gobernador don José Salgado, se decretó la elevación de Tacámbaro a la categoría de villa.
El 10 de diciembre de 1831, en conformidad a la ley territorial de ese año, se constituyó en municipio. El título de ciudad, lo obtuvo el 21 de septiembre de 1859 por decreto del entonces gobernador, el general Epitacio Huerta, denominándosele Ciudad de Codallos. Los habitantes hicieron gestiones para que el nombre de la cabecera municipal fuera Tacámbaro de Codallos, mismo que hasta hoy conserva.
Durante la revolución, a finales de 1919, se declaró a Tacámbaro capital del estado, siendo gobernador el general Gertrudis G. Sánchez. Posteriormente los poderes fueron trasladados a Nocupétaro.
El pueblo de Tacámbaro es famoso históricamente por la participación de sus habitantes en todos los periodos de la historia de México, en tiempos de la colonia, después en tiempos de la independencia, en Tacámbaro existió una fábrica de cañones y soldados del virrey la cual destruyeron por órdenes del capitán Linares en 1812, causa que fue tomada en cuenta porque fue incendiado Tacámbaro y por eso posteriormente se consideró Ciudad Heroica, en el año de 1859 el 21 de septiembre fue elevada de Villa a Ciudad, y tiempo después en  1915 fue declarada Ciudad Capital por un breve momento