Fortalecer sus organizaciones para recuperar credibilidad, reto del PRI: Antonio Ixtláhuac Orihuela

Tras considerar que, aunque enfrenta una crisis de credibilidad, el sistema de partidos está vigente, Antonio Ixtláhuac Orihuela afirmó que al partido Revolucionario Institucional (PRI) no se le va la vida por una derrota electoral y tiene ante sí el reto de fortalecer sus organizaciones para, mediante esa ruta, recuperar el contacto con los ciudadanos.
Ixtláhuac Orihuela, dirigente estatal del Movimiento Territorial (MT), consideró a esta organización muy importante al interior del PRI que tiene la obligación de contar con presencia en la geografía de la entidad y del país.
Hoy, dijo, uno de los grandes retos del PRI es el de dar vida y cauce a sus organizaciones para fortalecerlas y que esto, a su vez, permita al tricolor recuperar el contacto con los ciudadanos.
El PRI, resaltó, no está muerto, está pasando por una crisis y tiene, como otro de sus retos esenciales, de demostrar, y demostrarse a sí mismo, que no se le va la vida en una elección y puede sobreponerse a esa derrota electoral.
El PRI tiene la gran oportunidad de identificar a quienes coinciden con su ideología y, tras la derrota electoral, estimó Ixtláhuac Orihuela, es el momento oportuno, propicio, para construir un partido fuerte y sacar esas negatividades que siguen imperando en su interior.
Es decir, prosiguió, ver la condición de sus directivos y examinar los perfiles de sus candidatos, analizar su estructura y definir los temas de la agenda pública a discutir en los parlamentos.
Para Ixtláhuac Orihuela el MT está obligado a enarbolar esa bandera y, en este sentido, dijo que ha estado recorriendo los distritos y municipios michoacanos para convocar a una elección abierta para reoxigenar al PRI y sean nuevos liderazgos los que conduzcan y enarbolen las banderas sociales del tricolor.
Reconoció que, como todas las organizaciones, el MT tuvo un proceso complicado, de falta de presencia, de estancamiento y de renovación, “y nosotros nos hemos dado a la tarea de que haya una estructura, en la entidad, de carne y hueso, real, no simulada, vigente, que esté haciendo gestión social para cumplir las demandas de los ciudadanos”. Asimismo, añadió, para persuadir a la ciudadanía para que se incorpore al PRI.
Al MT, destacó, le corresponde, por obligación, impulsar al PRI, llevarlo a la democratización y acercarlo a la sociedad y es que es la única organización, subrayó, que no está maniatada ni por género ni edad ni estrato social sino que está presente en todo sector de la sociedad.
Mencionó que el sistema de partidos está vigente, aunque atraviesa una crisis de representación, de credibilidad, “socialmente no pasa por su mejor momento, pero la democracia no la podemos entender sin la presencia de partidos políticos”.