La alianza, una mezcolanza

La alianza entre Carlos Herrera Tello y Luisa María Calderón Hinojosa rubrica la falsedad y la incongruencia de la unión entre el PRI, PAN PRD que, todo indica, van por su ambición de mantener una situación de privilegio y repartirse el botín si es que llegan a ganar el 6 de junio.

Carlos Herrera Tello, con su tiplecito tipo El Vítor, personaje del cómico Adrián Uribe, pretende hacerse el gracioso y hablar como lo hace el pueblo, pero hay una gran diferencia; la gente del pueblo habla con honestidad, franqueza y sinceridad, y él, Carlos Herrera Tello, está muy lejos de hablar así.

Luisa María Calderón Hinojosa adopta la actitud de Doña Zoila, el célebre personaje del mítico Héctor Suárez, empeñada en portarse como una mujer siempre joven, y La Cocoa vive obsesionada por desacreditar todo lo que huela a Morena y Peje, y se olvidó del refrán que reza “el buen juez por su casa empieza” y nada dijo, guardó silencio sobre las atrocidades cometidas por su hermano Felipe desde la presidencia de la república. Ella, quizá no quiera recordarlo, pero los michoacanos no lo olvidan.

Y esa alianza entre un partido de derecha, uno que se dice de izquierda y otro del centro, se corona con la incorporación de una mujer que renegó del PAN y ahora se abraza de tres y de un fiasco llamado México Libre. Vaya cinismo e incongruencia.

La Cocoa es parte del problema que vive Michoacán por la inseguridad que se agudizó cuando Felipe “gobernó” el país, sin dejar de lado la burrada del michoacanazo y la ausencia de obras que mejoraran lasaña condiciones de vida de los michoacanos.

Es difícil creer que Carlos Herrera Tello y Luisa María Calderón HInojosa busquen el bienestar de los michoacanos; Herrera Tello nada hizo desde la Secretaría de Gobierno, bueno, sí hizo algo, amarrar su candidatura, y La Cocoa, La Cocoa es parte del problema que hoy vive Michoacán, nunca la solución.

“Mezcla extraña, a veces confusa, incluso ridícula de personas, cosas o ideas opuestas e inconexas”, esa es la definición de mezcolanza y define a la perfección a la alianza entre PRI, PAN y PRD, más la incorporación de Luisa María Calderón Hinojosa y su farsa de México Libre.

Dudo mucho que La Cocoa sume algo positivo a Herrera Tello y si eso cree Carlos, se pasa de ingenuo, pues le lleva a su campaña el desprestigio de un ex presidente nefasto.

Si Herrera Tello la aceptó, a cambio de qué, qué negociaron?

Esa mezcolanza parece que va encaminada a poner en práctica el refrán de “a río revuelto ganancia de pescadores” y ellos van por no perder sus privilegios, no por sus Michoacán.

Y para no perder la costumbre: saca el Calde…..RON para brindar por esa mezcolanza.