No habrá retroceso, autonomía financiera de la ASM permanece: Julieta Gallardo

-El intento de intromisión y de anular de golpe una determinación del Congreso, no sólo implicaba un duro golpe a la fortaleza con que debe contar el órgano fiscalizador, sino una clara violación a la división de Poderes

La autonomía financiera de la Auditoría Superior de Michoacán permanecerá, de manera que el retroceso que se pretendía aplicar al órgano fiscalizador no logró cuajar, subrayó la diputada Julieta Gallardo Mora, integrante de la Comisión de Programación, Presupuesto y Cuenta Pública de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

La diputada por el Distrito de Puruándiro recordó que en la iniciativa presupuestal que el Ejecutivo turnó al Congreso del Estado, se pretendía borrar de un plumazo la autonomía financiera del máximo órgano de fiscalización en la entidad, lo que resultaba inaceptable debido a que tal autonomía había sido decretada por el Poder Legislativo.

Refirió que ese intento de intromisión y de anular de golpe una determinación del Congreso del Estado, no sólo implicaba un duro golpe a la fortaleza con que debe contar el órgano fiscalizador, sino una clara violación a la división de Poderes y el respeto que entre ambos debe privar en todo momento.

Por ello celebró que, en las comisiones de Presupuesto y Hacienda del Congreso, al momento de dictaminar el Presupuesto de Egresos del Estado para el 2022, determinarán en su mayoría la defensa a las determinaciones del Poder Legislativo, reestableciendo la autonomía financiera de la Auditoría Superior de Michoacán en el dictamen elaborado.

“Es claro que las y los legisladores no podíamos permitir un retroceso como el que se estaba planteando, más cuando la autonomía financiera de la Auditoría fue un logro alcanzado luego de un proceso de muchos años, en donde quedó clara la importancia de quitar cadenas que pudieran condicionar el actuar del órgano fiscalizador”.

La diputada integrante de la Representación Parlamentaria recordó que no es debilitando o castigando económicamente a las instituciones la ruta para que se fortalezcan, más cuando se trata de aquellas relacionadas con la fiscalización de los recursos públicos.