Nos están aventando toda la caballería: Ana Lilia Guillén

La presidenta del Comité Ejecutivo Estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Ana Lilia Guillén Quiroz, denunció presiones desde el gobierno del estado y la dirigencia nacional morenista hacia su gestión como lideresa estatal, “nos están aventando toda la caballería”, aseveró.

Comentó que como un medio para allegarse recursos va a realizar un sorteo para rifar una motocicleta, una pantalla y algunos electrodomésticos como vía para solventar los gastos diarios, pero, reconoció, con ello no se puede cubrir los adeudos que se tienen con algunos trabajadores.

Dijo que a dos o tres ya se les pagó, pero la mayoría sigue sin recibir su salario desde enero, “lamentablemente siguen pensando que el dinero de Morena es de quien lo está aplicando a su libre albedrío” y en su momento buscarán las instancias correspondientes para que eso no siga sucediendo.

“Con tal de ver arder la casa del vecino son capaces de quemar la suya” mencionó para ilustrar que “ya están buscando echarnos de este edificio las personas que tienen, entre comillas, el respaldo del nacional y del gobierno del estado”.

Aclaró que no es un reproche directo al gobierno del estado por el respaldo a Giulianna Bugarini sino que, simple y sencillamente debiera entender que no le corresponde apoyar a quien, de alguna manera, está usurpando funciones “porque ser delegada en funciones de presidenta es ser, solamente, encargada del despacho”.

Con su actitud, Giulianna Bugarini le abona a la división “y le abona muchísimo” porque aunque no tiene problemas con nadie lo que está haciendo es contrario a derecho y, en resumidas cuentas, “no podemos cerrar los ojos, es el poder contra ciudadanos comunes y corrientes que  no tenemos problemas de ningún tipo con quien ejerce el poder en lo nacional y en lo estatal, pero sí estamos recibiendo esa presión directa con este tipo de situaciones”.

Es complicado, afirmó, soslayar este tipo de presiones porque “entendemos que el personaje con mayor poder, en este momento, en el estado es el gobernador y a nivel nacional Mario (Delgado), o sea nos están echando la caballería encima y nosotros sólo estamos trabajando”.

Guillén Quiroz expresó que, estatutariamente, están pidiendo lo que les corresponde, “que se retiren los funcionarios para que nos dejen tener vida orgánica en el Consejo, pero a ellos les conviene la desorganización porque es lo que les permite tener una estructura paralela y una delegada que hace lo que le mandatan, no lo que le mandata el estatuto”.

Rechazó que su inconformidad sea porque le están pidiendo cargos a Alfredo Ramírez Bedolla, quien es, dijo Guillén Quiroz libre de elegir a quien lleva a su gabinete porque el resultado que tenga él lo va a capitalizar para bien o para mal, “si él lleva al que miente, roba y traiciona, qué puedo decir yo”.